Las mineras están bajo presión para reducir el gasto, preservar el efectivo y salvaguardar sus objetivos en tiempos de COVID-19 y los bajos precios de los commodities.

Pero cuando haya pasado la peor etapa de los encierros, la que ha generado la suspensión de operaciones y recortes de producción, es poco probable que la demanda de automatización y digitalización se vea afectada.

Además, los presupuestos destinados a estas iniciativas ahora están comenzando a dar prioridad a proyectos que contemplan mejoras operacionales que significarán tener incluso menos personas presentes en terreno.

“Creo que la crisis tenderá a aumentar la búsqueda de soluciones como la nuestra, que requieren una presencia prácticamente nula de personas para configuración y mantenimiento. El trabajo es todo remoto", dijo Gustavo Brito, director de industria digital de IHM Stefanini.

“Ya vemos algunos movimientos en la distribución de fondos dentro de las compañías para proyectos que están destinados a mejorar el nivel de eficiencia sin tener la presencia física de personas en terreno. Encontramos una oportunidad para ayudar a la comunidad industrial en un momento en que no puede dejar de trabajar, pero enfrenta restricciones en el movimiento de personal", explicó.

IHM Stefanini es la división industrial de la brasileña Stefanini, una multinacional de TI con operaciones en 41 países. Y la solución a la que se refiere Brito es Nebuluz, que actualmente opera en cuatro compañías mineras con operaciones en Latinoamérica.

Dos de estas compañías mineras son las brasileñas Vale y Nexa. Ambas son clientes tradicionales y tienen contratos de largo alcance a largo plazo con el grupo Stefanini, no limitados a proyectos específicos como Nebuluz.

La implementación de estas soluciones en las operaciones brasileñas de estas empresas comenzó a fines de 2018, con una duración de 8 a 12 meses. En el caso de Nexa, lo mismo se llevará a cabo en las minas peruanas del grupo.

Los nombres de las otras compañías no pueden hacerse públicos, indicó Brito.

EFICIENCIA DE CHANCADO Y MOLIENDA

Nebuluz organiza entornos industriales que a menudo manejan grandes volúmenes de información en tiempo real. El problema es que estos datos a veces se presentan de manera compleja y desestructurada, sin considerar el impacto sistémico de todas las variables involucradas en el proceso de producción.

La implementación de Nebuluz considera la instalación de sensores IoT para mejorar la recopilación de información. Una de las aplicaciones de la plataforma estaba presente en la línea de chancado de mineral de hierro de uno de los mineros brasileños.

Según las necesidades del cliente, IHM Stefanini creó un sensor virtual para la eficiencia de chancado, la carga circulante y la eficiencia de cribado. Con eso, Nebuluz condujo a un aumento del 11% en la productividad del chancado en condiciones de mayor humedad, uno de los problemas identificados.

”El proceso de implementación es esencialmente consultivo”, explicó Brito.

“Hacemos una etapa de inmersión en la planta industrial, analizamos cómo se realizan los procesos de toma de decisiones y evaluamos la infraestructura de datos y su disponibilidad [a través de hojas de cálculo, etc.]. Después de comprender las brechas operacionales, Nebuluz comienza a funcionar y se personaliza. Finalmente, el objetivo es operar la planta industrial de la manera más automática e inteligente posible”, añadió.

Otra gran empresa minera, cuyo nombre permanece en reserva, necesitaba una mejora de 3% en la productividad de molienda de un mineral en particular. Durante el desarrollo del proyecto, la necesidad real de la operación, sin embargo, se convirtió en separar la masa optimizada entre los circuitos delgado y grueso, manteniendo la granulometría de acuerdo con las especificaciones del producto.

En este caso, Nebuluz condujo a un incremento de 10% en la productividad de ese proceso de molienda, según Brito.

OTRAS INDUSTRIAS

La plataforma tiene alcance industrial y no se limita a la minería, aunque es muy adecuada para los procesos operacionales de las empresas en este sector.

Además de compañías mineras, Nebuluz se ha implementado en una empresa química y en otra de celulosa y papel.

IHM Stefanini cree que puede atraer el interés de otros clientes y ampliar la implementación a otras líneas de mineras en los próximos meses, a pesar de la pandemia de COVID-19.

Fuente: Bnamericas