El ejecutivo recordó que el año pasado el sector minero inicialmente quedó fuera de la designación del Gobierno como una industria “esencial” y, como consecuencia, se vio obligado a cerrar por un par de meses por la pandemia.

La minería en México tiene actualmente un entorno “no favorable” debido a recientes políticas gubernamentales, afirmó el director ejecutivo de la minera mexicana de metales preciosos Fresnillo, Octavio Alvídrez.

El Gobierno del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha sido criticado por la industria minera por su política de no otorgar nuevas concesiones, así como por lo que ha descrito como retrasos regulatorios sin precedentes.

El mandatario avivó aún más las preocupaciones de la industria al proponer recientemente al Congreso un polémico proyecto de reforma constitucional en materia energética que rechaza concesiones para el litio, aunque las autorizaciones mineras vigentes en las que existan antecedentes de exploración del metal serán respetadas.

Fresnillo es el principal productor mundial de plata, y junto con la minera mexicana Industrias Peñoles forma parte de las principales compañías del Grupo Bal.

Al ser cuestionado sobre las políticas gubernamentales actuales durante un encuentro minero en el puerto Acapulco, Alvídrez señaló que “estamos en un entorno no favorable en este momento”.

El diálogo con el Gobierno podría conducir a modificaciones de la actual política, agregó, sin entrar en detalles.

El ejecutivo recordó que el año pasado el sector minero inicialmente quedó fuera de la designación del Gobierno como una industria “esencial” y, como consecuencia, se vio obligado a cerrar por un par de meses por la pandemia.

Pero después de dialogar con las autoridades, agregó, la minería se consideró esencial y se permitió que las minas en todo el país volvieran a abrirse.

Fuente: Gestion