La producción minera de México cayó en agosto a pesar de aumentar en el segmento de metales industriales.

La cifra total disminuyó 3,7% en comparación con el mismo mes del año pasado, según la agencia de estadísticas Inegi.

En junio esta había subido 2,2% y en julio, 6,3%, luego de las fuertes declinaciones de 25,1% en abril y de 17,8% en mayo, cuando la mayor parte de las operaciones en las minas estuvo suspendida debido a las medidas de confinamiento aplicadas a causa del COVID-19.

METALES INDUSTRIALES

La caída general de la minería en agosto se produjo a pesar de aumentar en metales industriales clave.

La producción de zinc se disparó 28,2% en términos interanuales, a 26.818t, la de plomo subió 15,8% a 13.979t y la de cobre lo hizo en 0,9% a 40.340t.

OTROS MINERALES

La producción de oro cayó 8,9% a 6.036 kg (194.000oz) y la de plata, 4,5% a 314.825kg.

El coque experimentó la mayor contracción, de 23,5% a 61.171t, seguida de los pélets de hierro, de 17,4% a 517.440t.

También declinaron el carbón no coquizable (7,8% a 498.075t), el azufre (7,2% a 31.589t) y el yeso (6,5% a 422.912t).

Por el contrario, aumentó la producción de fluorita (14,9% a 96.613t).

PERSPECTIVAS

La minería ha vuelto a niveles casi prepandémicos en México, luego de la fuerte contracción sufrida en el año debido a las paralizaciones por el COVID-19, ya que la producción de agosto se ubicó solo un 3,7% por debajo de lo registrado en igual mes del año pasado.

El alza de junio y julio se debió en gran parte a la débil producción en esos meses de 2019, cuando la explotación se redujo 9,6% y 6,5%.

Las compañías mineras han reportado repuntes en la producción del 3T en comparación con los niveles del 2T, pero los protocolos sanitarios implementados a causa de la pandemia, que en algunos casos exigen un número reducido de trabajadores en terreno, podrían frenar las operaciones durante algún tiempo.

Fuente: Bnamericas