Luego de 20 meses en huelga “a causa de la intransigencia patronal” por la disputa del contrato colectivo de trabajo, finalmente este viernes quedaron liberados los accesos a las instalaciones de la mina San Rafael, en Cosalá, Sinaloa, bloqueados en protesta por los trabajadores, con lo cual la empresa podrá reiniciar operaciones de manera gradual.

Así lo informó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), que recordó que estas acciones son parte de los acuerdos firmados el pasado 6 de julio entre la empresa canadiense Triturados Mineros del Noroeste y el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, con el acompañamiento de esta dependencia y las autoridades de Gobernación y de Economía.

La mina San Rafael permanecía bloqueada desde el 26 de enero del 2020, fecha en que paró sus operaciones debido a que la empresa Americas Gold and Silver no aceptó las condiciones laborales del contrato colectivo ni la conformación de la sección 333 del Sindicato Nacional Minero en Cosalá.

Los asalariados colocaron sus cascos de protección en la entrada de la planta en protesta porque la parte patronal se negó a reconocer que el Sindicato Minero que encabeza Napoleón Gómez Urrutia ganó el contrato colectivo a la CTM, mediante una votación ratificada por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje en septiembre de ese año. La STPS informó este viernes que en el convenio se pactó la reincorporación inmediata de trabajadores y “reanudar a la brevedad las operaciones de forma paulatina y en seguimiento al plan de reapertura”.

Recuperan 324 empleos directos

Asimismo, se acordó el comienzo de una mesa de trabajo en la dependencia a partir del 14 de septiembre, respecto a la firma del contrato colectivo que regulará las relaciones obrero-patronales, con lo cual se pone fin al conflicto laboral y confirma la decisión tomada por los trabajadores en un recuento para que el Sindicato Nacional Minero sea el titular de la representación de los obreros.

En un comunicado, la dependencia señaló que representantes de Triturados Mineros, del sindicato, personal de la STPS y dos notarios públicos –contratados por la patronal– dieron fe de la liberación de los accesos a la mina en la planta, así como en la zona de extracción.

La principal actividad de la empresa en régimen de concesión es la extracción de zinc, plomo y plata, con la cual generan 324 empleos directos.

Fuente: jornada.com.mx