Para apoyar a la minería y establecer mecanismos de protección y fomento para comunidades afectadas con esta actividad, la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre, propuso crear un fondo minero para el bienestar y desarrollo incluyente de comunidades mineras.

Se trata, dijo, de un nuevo fondo minero con sentido y justicia social, con visión incluyente y con una más justa redistribución, que dotaría de recursos para sean empleados en inversión física con impacto social positivo, con obras de servicios básicos como agua, drenaje, pavimentación, mantenimiento de calles y alumbrado público.

Mencionó que debido a la pandemia hoy más que nunca requerimos este tipo de medidas para reactivar la economía, así como todas aquellas acciones necesarias para estar en equilibrio con el medio ambiente.

La legisladora del PT, manifestó que la metalurgia es fundamental para el desarrollo no sólo de comunidades mineras, sino de las y los mexicanos; por ello, apuntó, es trascendental que vaya aparejado de mecanismos de protección y fomento para las zonas que se ven afectadas por dicha actividad.

Aseveró que hablar de la minería en México es hablar de la riqueza de nuestro subsuelo; sin embargo, hoy la actividad metalúrgica tiene sus claroscuros, somos lideres mundiales, número uno en producción de plata y destacamos en diversos minerales como oro, cobre y fluorita.

Destacó que la producción de esta actividad en 2020 ascendió a 281 mil 515 millones de pesos; que el sector representa 8.3 por ciento del PIB Industrial y el 2.3 del PIB Nacional; y que genera cerca de 370 mil empleos directos; y que las mujeres representan el 15 por ciento de la fuerza laboral.

Geovanna Bañuelos explicó que, en Zacatecas, Chihuahua, Sonora, Durango, Colima, entre otras entidades, la minería es un pilar de la economía y el desarrollo regional, y es clave para captar importantes inversiones y fuentes de empleo.

Frente a estas bondades y bonanzas, dijo, tenemos la necesidad de replantearnos la distribución, riqueza y beneficios que aporta la minería mexicana.

Proponemos, asentó, que la recaudación total de los impuestos a la minería que señala la Ley Federal de Derechos se distribuya un 85 por ciento al nuevo fondo, el 5 por ciento a la Secretaría de Economía y el 10 por ciento restante al Gobierno Federal, mismos que se destinarán a programas de infraestructura aprobados en el Presupuesto de Egresos de la Federación del ejercicio que corresponda.

El proyecto de decreto, que reforma los artículos 271 y 275 de la Ley Federal de Derechos, fue turnado a las comisiones unidas de Hacienda y Crédito Público; y de Estudios Legislativos, Segunda.

Fuente: comunicacionsocial.senado.gob.mx/