Jody Kuzenko tomó las riendas de Torex Gold en junio en un momento complicado para el sector minero mexicano, con compañías que reanudaban sus operaciones bajo nuevos protocolos sanitarios luego de suspensiones aplicadas por el COVID-19.

Jody Kuzenko

Torex, cuyo activo El Limón-Guajes [ELG] se encuentra entre las minas de oro más grandes de México, está plasmando un sólido historial de salud y seguridad para proteger a su fuerza laboral del virus y garantizar la continuidad de la producción, dijo Kuzenko.

La ejecutiva apunta a entregar múltiples niveles de protección como enfoque para la pandemia, manteniendo paralelamente un diálogo con las comunidades y las autoridades.

¡Actualízate con nuestro canal de Telegram!

Hacia el futuro, las principales prioridades de Kuzenko incluyen optimizar el depósito subterráneo ELG y seguir adelante con el proyecto adyacente Media Luna. Allí utilizará la tecnología Muckahi, patentada por Torex, que implica el uso de sistemas de monorriel en minería subterránea. Otro objetivo es diversificarse más allá de un activo único a través de fusiones y adquisiciones.

Entrevistador: ¿Cuáles son sus objetivos para ELG?

Kuzenko: Tenemos un activo espectacular. En cualquier horizonte temporal, nuestro enfoque general es doble, generar valor para nuestros accionistas y marcar una diferencia positiva en la sociedad.

La industria minera está en una posición única, porque tenemos que ir donde está el metal y, al ir donde está el metal, encontramos todo tipo de condiciones sociales.

A corto plazo en ELG queremos seguir haciendo lo que estamos haciendo hoy. Ante todo, es generar caja.

Nuestro activo es ampliamente conocido por generar efectivo y, con los precios actuales del oro, no hay duda de que podemos seguir generando cantidades significativas con los márgenes que tenemos.

Lo segundo es seguir fortaleciendo nuestra sólida cultura de seguridad. A fines de julio, hemos registrado más de 7,5 millones de horas sin lesiones.

Creemos que nuestro enfoque de seguridad disciplinado basado en sistemas se está traduciendo bien en resultados de producción y costos.

A medio plazo tenemos varios proyectos importantes en marcha.

Uno es optimizar nuestra operación subterránea en el lado de ELG. Hemos acelerado el desarrollo de la minería subterránea en El Limón Deep y recientemente expandimos las perforaciones en varios objetivos bien respaldados en ELG subterráneo, tanto en Sub-Sill como en El Limón Deep y bajo Guajes.

Hemos tenido tremendo éxito en nuestra operación subterránea. Solo en 2019 nuestras reservas subterráneas aumentaron en 140% y estamos buscando decididamente expandir y optimizar nuestro depósito subterráneo actual.

La segunda área clave en nuestro enfoque de mediano plazo es avanzar y eliminar el riesgo de Media Luna, y la tercera área, única e innovadora, es probar nuestra tecnología Muckahi, que utiliza tecnología de monorriel para transportar mineral y transportadores eléctricos para trasladarlos fuera de la mina.

Creemos que Muckahi tiene potencial no solo de revolucionar la minería para Torex, sino para toda la industria minera.

En relación con la minería convencional, Muckahi tiene potencial de reducir el gasto de capital y operación en hasta 30% y las emisiones de CO2 en 95%, porque es totalmente eléctrica.

A largo plazo, tenemos intención de utilizar nuestras tres ventajas estratégicas fundamentales, que son disciplina operativa, lidiar con la complejidad social y Muckahi, para emprender algunas fusiones y adquisiciones inteligentes y diversificarnos del riesgo de tener un activo único a fin de obtener una empresa minera con múltiples activos alineada con sus fines corporativos.

Entrevistador: ¿Cuál es la situación de ELG en cuanto a seguridad y relaciones con las comunidades?

Kuzenko: Ambas son prioridades clave. Operamos en una parte del mundo que presenta retos variados, entre ellos la seguridad.

Estamos enfocados en la seguridad de nuestra gente y nuestros activos. Lo tomamos muy en serio. Contamos con una serie de medidas, planes y metodologías de mitigación de riesgos de seguridad, que van desde inteligencia de alto nivel hasta seguridad de activos en terreno.

Los problemas de seguridad en México y en el estado de Guerrero están indisolublemente ligados a la pobreza.

Parte de nuestro foco para mejorar la seguridad es hacer lo nuestro en abordar la pobreza. Trabajamos arduamente para brindar oportunidades a las comunidades locales a través de trabajos remunerados y tenemos programas de compras a nivel local, cuando corresponde.

Estamos orgullosos de que el 99% de nuestra fuerza laboral sea mexicana y el 70% del estado de Guerrero. No somos una empresa que importe profesionales. Queremos hacer nuestra parte para abordar la pobreza brindando a la población local capacitación y empleos.

En 2019 invertimos más de US$13 millones en las comunidades locales a través de acuerdos con la comunidad e inversiones directas y lo que pagamos al fondo minero [fondo minero mexicano, que distribuye los ingresos por regalías].

Eso es testimonio de nuestro compromiso con el desarrollo local para hacer frente a la pobreza, que está asociada a los problemas de seguridad.

Entrevistador: ¿Cuáles son sus objetivos para Media Luna?

Kuzenko: Estamos muy bien encaminados. Nuestra evaluación económica preliminar muestra que agrega 11 años a la vida útil de la mina y solo hemos perforado un 25% de la anomalía magnética. Creemos que, con Media Luna, tendremos un activo para varias generaciones.

¡Actualízate con nuestro canal de Telegram!

La factibilidad está muy avanzada y debiera estar completa para mediados de 2021. Después de eso, comenzarán a plenitud las obras de construcción en la mina y la reconfiguración de nuestra planta de procesamiento.

Estamos muy bien encaminados, con los permisos y el financiamiento.

Tenemos sólidas relaciones con los reguladores a nivel estatal y federal. Hemos presentado solicitudes de permisos y ya nos otorgaron tres, incluida la resolución de impacto ambiental para la propiedad Morelos.

En términos de financiamiento, nuestro plan es utilizar los flujos de efectivo que estamos generando en ELG para financiar la construcción de Media Luna.

Otros desafíos incluyen riesgo de cronograma. El túnel hasta el depósito bajo el río Balsas tiene una longitud de 7km.

Nuestro actual plan de avance es de 10m diarios, que es un objetivo muy ambicioso. Hemos mitigado ese riesgo de cronograma mediante el uso de tecnología basada en monorriel y hemos planificado habilitar el portal sur para acceder al depósito desde la superficie.

Un segundo riesgo es contener el gasto. Nuestra evaluación económica preliminar de 2018 contempla un gasto para Media Luna de aproximadamente US$500mn, la mitad para la operación subterránea y la mitad para la reconfiguración de la planta de procesamiento.

Normalmente, la primera cifra que recibo de los ingenieros no es la más baja. Luego de avanzar con nuestros informes de descripción del proyecto y los estudios de costos y beneficios, tenemos buen ojo para asegurarnos no solo de contener el gasto de capital inicial, sino el gasto de capital posterior y el gasto de capital de mantenimiento mientras construimos este activo.

Entrevistador: ¿Cómo ha enfrentado Torex la pandemia del COVID-19?

Kuzenko: El COVID-19 ha planteado dos desafíos cruciales para nosotros y para toda la industria minera. El primero es mantener saludable a nuestros empleados y el segundo es continuar operando.

En cuanto a la salud de nuestros empleados desde el principio, optamos por dos cosas, un enfoque por etapas y múltiples capas de protección.

Por ejemplo, hoy tenemos un proceso de detección de COVID-19 de tres etapas, una en el hogar de los empleados, la siguiente en el centro de traslados y la tercera un examen detallado de síntomas en el ingreso para poder detectar a empleados que muestran algún síntoma.

También tenemos una respuesta rápida en trazabilidad de contactos cuando encontramos a alguien que haya estado con alguna persona que muestre síntomas y lo aislamos, según sea necesario.

La base de nuestro foco ha sido la comunicación continua y transparente con los trabajadores, los sindicatos y las comunidades.

Nunca hemos dicho que el COVID-19 no llegará acá. Hemos sido muy transparentes sobre cuál es la probabilidad de que el COVID-19 llegue al sitio y cómo lo gestionaremos.

Hemos introducido un examen de salida de COVID-19 para las personas que retornan al trabajo después de tener el virus o cualquier síntoma. Ahora tienen que presentar un examen sin COVID para poder regresar al sitio.

No nos hacemos ilusiones de que estas medidas nos mantendrán libres del COVID. No creo que sea una meta alcanzable, pero creemos que nos mantendrán resistentes al COVID.

Entrevistador: ¿Cuáles son algunos de los principales desafíos y lecciones que han aprendido del COVID-19?

Kuzenko: Un desafío clave ha sido mantener el cumplimiento de los protocolos durante un período prolongado. Le he dicho a mi equipo constantemente que el COVID-19 será un maratón, no una carrera. Estamos cansados, el virus no.

La pandemia también ha reforzado la importancia de la planificación. Ya en enero, cuando el virus comenzaba a afectar a China, como recibimos de allí algunos de nuestros consumibles, tuvimos que comenzar a planificar de inmediato el refuerzo de nuestra cadena de suministro.

Finalmente, el COVID-19 recalcó la importancia de la comunicación y el diálogo continuos con los diferentes actores, los empleados, los contratistas, las comunidades locales y todos los niveles de gobierno.

Realmente hemos fortalecido continuamente los enfoques que hemos tomado y pudimos capear esta tormenta del COVID-19 para prepararnos para una segunda y tercera ola, por lo que estamos muy bien posicionados para manejarla.

Entrevistador: ¿Cómo ve a México como jurisdicción minera?

Kuzenko: México tiene un conjunto particular de fortalezas y desafíos. No hay duda de que el país es rico en recursos naturales. El cinturón de oro de Guerrero es verdaderamente prolífico y tenemos intención de continuar operando allí durante los próximos años.

Contamos con un equipo comprometido. Uno de los desafíos clave en la minería es lograr que 2.000 personas trabajen y crezcan en la misma dirección y, con la gente que tenemos en México, ha sido una excelente experiencia.

En cuanto a la administración de Morena, hay áreas en las que estamos muy alineados. El presidente AMLO ha sido bastante claro sobre su posición para erradicar la pobreza y la necesidad de una explotación minera que respete el medioambiente.

Creemos firmemente que la minería puede coexistir pacíficamente con el entorno natural y nuestro sitio es testimonio de eso. No tenemos emisiones de agua fuera del sitio, la única emisión al aire es el polvo.

Uno de los desafíos clave es la continua necesidad de certeza y estabilidad.

La incertidumbre es enemiga de la inversión y México es una jurisdicción compleja para hacer negocios en muchos frentes.

Cuanto más la administración y el gobierno de Morena en todos los niveles puedan brindar certeza sobre un amplio conjunto de políticas económicas, tributarias, laborales y de seguridad, más capacidad tendremos para ver certeza y previsibilidad en esas políticas y mayor inversión fluirá.

Fuente: BNamericas.

OutletMinero
Un espacio para generar oportunidades a través del diálogo sobre la actividad minera