Urge reactivar a la minería, con protocolos de seguridad, pues con su cierre, por
no considerarse esencial en la contingencia sanitaria, se afectó a la industria
madre de un sin número de sectores, como transporte, abasto de agua y
electricidad, que se quedan sin materia prima para operar.

Al señalar lo anterior el abogado y especialista en temas mineros, Alberto
Vázquez, socio fundador de VHG Servicios Legales, S.C., consideró como un trato
inadecuado no considerar a la minería como esencial, aunque subrayó que lo
importante fue atender el tema sanitario provocado por el Coronavirus.

“La industria minera está presente en la vida de todos nosotros en 80 por ciento, lo
tengamos presente o no. Todos los sectores productivos, como medicamentos,
telecomunicaciones, seguridad, por mencionar algunos tienen componentes
derivados de las minas”, expuso.

Destacó que México es un importante productor mundial de por lo menos 10
minerales, lo que provoca que, al cerrar las minas nacionales, muchas industrias
en el orbe no tengan materia prima para operar.

Subrayó la necesidad de que se recupere el potencial minero de nuestro país, ya
que en varios años ese sector llegó a representar la segunda fuente de divisas
para México, por arriba de las remesas enviados por compatriotas a sus familias.
El especialista expuso que en materia minera, México tiene una exploración de
más de 70 por ciento, con técnicas de explotación más amigables con el medio
ambiente.

“El potencial de México es para muchos años. Lo que sí ha cambiado es que
antes las empresas buscaban proyectos de clase mundial, con minas que pueden
durar décadas y dejaban los proyectos pequeños; con depósitos probables y
probados, de 7 o 10 años”, mencionó.

Expuso que este cambio en la tendencia propicia que las empresas del sector
abran minas que no son tan grandes y dan la posibilidad de generar empleos en
zonas rurales, en donde se convierten en la única posibilidad económica y evitan
la migración.

Alberto Vázquez comentó que la legislación minera es transparente y permite
competir en igualdad de circunstancias a las empresas grandes y pequeñas.
Planteó que esa transparencia en la industria minera evita la formación de
monopolios, pues ninguna empresa en México o en el mundo llega a tener tanta
fuerza o influencia para determinar los precios de los metales y estos se
establecen de acuerdo con el mercado.

Destacó la necesidad de que empresas mineras incrementen sus manufacturas,
con el fin de que se exporte producto agregado y no sólo materias primas.

Fuente: VHG Servicios legales