La resolución a favor de la empresa Chemours respecto al impacto ambiental que dio la Suprema Corte de Justicia de la Nación, es el paso más importante que esperábamos desde hace varios meses, con lo cual se resolvió este juicio, con ello ya se pueden reiniciar las obras, aunque sólo resta la resolución de la licencia de construcción que se espera y resuelva en 2 meses más.

Al respecto el subsecretario de Desarrollo Económico del gobierno del Estado en la región lagunera, Gustavo Kienztle Baille, señaló que por la contingencia sanitaria, la obra está detenida y así seguirá hasta que pase la pandemia del Covid-19, pues con esta resolución ya están en condiciones de reanudar los trabajos, pero el reinicio de estos se definirá pasando la pandemia.

Afirmó que la SCJN es la última instancia y su resolución a favor de la empresa Chemours, con lo cual también se da una mayor seguridad a los habitantes de las comunidades aledañas al ejido Dinamita del municipio de Gómez Palacio donde se instala esta fábrica

Hasta el momento el avance de obra de la empresa es de un 50 por ciento, se aplica una inversión de 250 millones de dólares, al momento está detenida, pero una vez concluidos los trabajos, producirá cianuro de sodio para la minería de México generando de 300 a 350 fuentes de empleo directos y además reactivará la economía y derrama económica de esta región.

Sobre dicha resolución a favor, el funcionario estatal dejó en claro que había confianza en que se lograra este resultado, pues se tenían los documentos del manifiesto del impacto ambiental.

Ahora lo que sigue es que el juicio que sigue pendiente es sobre la licencia de construcción, que en primera instancia lo ganó la empresa en un juzgado de Saltillo, Coahuila y ahora se sigue en la revisión en un juzgado federal en la ciudad de Torreón, por lo que la empresa Chemours quiere que se terminen todos los procesos legales para continuar con la construcción, que es cuestión de tiempo, pues se espera la resolución de esta última en un par de meses.

Resaltó que la SCJN es la última instancia y ya se tiene el fallo final con lo cual da la seguridad a la empresa, pero también se le debe dar una tranquilidad a las comunidades cercanas, pues hubo una revisión muy a fondo, ya que fueron 2 años de juicio y que finalmente se resuelve.

Así mismo destacó que es muy positivo para la región y el Estado que se de continuidad a las obras de esta industria que vendrá a seguir impulsando la economía local y del Estado, ahora sólo habrá que esperar que pase la pandemia del Covid-19 y que se resuelva el último juicio para que nuevamente se arranquen con la construcción y concluirla para que inicien operaciones.

Para finalizar, Gustavo Kienztle aclaró que en las próximas semanas sostendrá una reunión con los directivos de la empresa para programar la reanudación de las obras, aunque agregó que seguramente se esperará a que se dé el fallo del tema de la revisión del amparo sobre la licencia de construcción.

Fuente: El Sol de Durango